• Se acabó

Se acabó

2013

Se trata de jugarse la piel
para prender el aire de un instante,
que la verdad supure
sin mayúsculas,
se trata de palpar en una hora
—en cada hora—,
el latido caliente del hambre,
todo lo que no está y continúa,
la miseria mojada,
la soledad mojada,
mojado el hundimiento,

se trata de los quicios,
de las cunetas,
de lo apartado y los grilletes,

se trata, poco a poco,
de incorporar lo frágil y romperse.

(Paloma Corrales)